La Tregua

por Lola Zavala para mi tía Elo En una lejana tarde de café y flores mi tía me contó que a veces sus tardes eran grises y aburridas. Sobre todo cuando no le era posible tejer. Por eso en mi siguiente visita no llegué sola: traía conmigo un tesoro. Era La Tregua, el diario de Martín Santomé, que sabia y amorosamente escribió mi admirado Mario Benedetti. Quise que mi tía disfrutara, tanto como yo, de esa magnífica prosa. Que viviera aquel amor, tardío pero auténtico, de la mano del…

Read More »

Manos que doblan hierros

por Sergio Ferreira V- Campamento de Refugiados Site Two, en la frontera con Tailandia – Año 1995 – Manos que doblan hierros 4 — Si tuvieran una silla de ruedas, como yo, serían felices. Podrían ir de un lado al otro, desplazarse rápido a todas partes. En el taller de Producción de Bantey Prieb, del Servicio Jesuita para los Refugiados de Camboya, Chreuk dobla las barras de hierro que serán frenos para sillas de ruedas, destinadas a compatriotas suyos. Cuando pueda volver a su país,…

Read More »

Del juego de pelota, mundiales y juegos olímpicos perdidos

por Juan Honey Sesudos cronistas deportivos, expertos de cantinas y familias al completo han intentado dar con la razón de por qué los mexicanos somos malos para el futbol y, por extensión, para los deportes en general. Sólo por la ley de la probabilidad, de entre 110 millones de personas tendrían que salir 11 buenos futbolistas, unos cuantos gimnastas excepcionales, nadadores de primera línea. Sin embargo, cada dos años, los mexicanos nos damos de topes. Si son los Juegos Olímpicos, tras las ceremonias multicolores, observamos…

Read More »