Deletreando a Octavio

Octavio Paz Niño y trompo Cada vez que lo lanza cae, justo, en el centro del mundo. Decir, hacer Entre lo que veo y digo, Entre lo que digo y callo, Entre lo que callo y sueño, Entre lo que sueño y olvido La poesía. Se desliza entre el sí y el no: dice lo que callo, calla lo que digo, sueña lo que olvido. No es un decir: es un hacer. Es un hacer que es un decir. La poesía se dice y se…

Read More »

Guadalupe Campanur ¡Vive!

por Carolina Márquez Méndez Esta foto la tomamos a Lupe en Punta Cometa, un pequeño poblado de Oaxaca, el 4 de diciembre de 2016, al día siguiente de mi boda. Me gusta porque Lupe está contemplando el amanecer. Ella fue una mujer de gran fortaleza y firme determinación. A pesar de muchas dificultades, optó por estar en Cherán y participar de forma propositiva junto a su pueblo. Lupe era una mujer que conservaba viva la técnica del bordado tradicional p’urhépecha; esas blusas de relindo y…

Read More »

Si sobrevives

Jaime Sabines Si sobrevives Si sobrevives, si persistes, canta, sueña, emborráchate. Es el tiempo del frío: ama, apresúrate. El viento de las horas barre las calles, los caminos. Los árboles esperan: tú no esperes, este es el tiempo de vivir, el único. La Luna La luna se puede tomar a cucharadas o como una cápsula cada dos horas. Es buena como hipnótico y sedante y también alivia a los que se han intoxicado de filosofía Un pedazo de luna en el bolsillo es el mejor…

Read More »

“Recuerda mirar las estrellas y no tus pies.” Sentido adiós a Stephen Hawking

“Cuando las expectativas de uno son reducidas a cero, uno realmente aprecia todo lo que sí tiene.” Stephen Hawking Contra todo pronóstico y afortunadamente para la humanidad, el genio consiguió vivir muchísimos más años, exactamente 53 más, que los 2 que estimaron los médicos que viviría cuando le diagnosticaron la esclerosis múltiple a los 21. – Hola. Me llamo Stephen Hawking: soy físico, cosmólogo y algo parecido a un soñador. Aunque no puedo moverme, y tengo que hablar usando un ordenador, en mi mente soy completamente…

Read More »

La luz es como el agua

Gabriel García Márquez En Navidad los niños volvieron a pedir un bote de remos. -De acuerdo -dijo el papá, lo compraremos cuando volvamos a Cartagena. Totó, de nueve años, y Joel, de siete, estaban más decididos de lo que sus padres creían. -No -dijeron a coro-. Nos hace falta ahora y aquí. -Para empezar -dijo la madre-, aquí no hay más aguas navegables que la que sale de la ducha. Tanto ella como el esposo tenían razón. En la casa de Cartagena de Indias había…

Read More »