A los 43

Ilustración: Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semilla. Lola Zavala
Ilustración: Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semilla. Lola Zavala

por Raúl Alonso Truan

Fueron 43 almas libres. Seguramente no eran puras. Probablemente una a una tenían sus luces y sus sombras. Pero eran. Y ahora lloramos cada día porque ya no sabemos si son.

¿Quién les dio el derecho a encarcelar almas libres en una jaula de oscuridad?

Todos somos un poco más pobres, un poco más tristes, un poco más ariscos, con una alegría truncada en la mirada y con una sonrisa rota en la cara. Porque alguien nos robó 43 almas libres y pretendió hundirlas en la oscuridad del olvido.

¿Y sabes qué? Ha fracasado.


Raúl Alonso Truan. (Barcelona)Ingeniero, diletante frustrado y lector compulsivo. Tiene un coche pequeño, una perra grande y es capaz de cocinar carnitas en medio del barrio de Sants. Mientras completa su casi imposible estudio sobre la duración exacta del ahorita mexicano, escribe pequeñas piezas no literarias para que no se le estropee el punto de la pluma.

Ayotzinapa 2 años

Deja un comentario

Deja un comentario