Amanantu

Avanzamos con el sol

por Lola Zavala

Foto: Omar Danuk
Foto: Omar Danuk

Para encontrar las raíces de Amanantu, hay que desplazarse hasta un pequeño pueblito en Chile, Curicó, el lugar del que partió Katherine Durruti para consolidarse como ciudadana del mundo. Ella es de muchos sitios. Es de todos los lugares que ha visitado y en los que se ha dejado un trozo de corazón -tiene un corazón enorme e inagotable-. Es de donde viven sus amigos y querencias; repartidos por las diferentes geografías del mundo y a donde ella se desplaza siempre acompañada de su fiel e inseparable guitalele. Porque su hogar puede ser cualquier parte del mundo, mientras haya gente linda que la quiera y ella pueda dar lo mejor de sí misma. Todo eso es Kathy y eso es Amanantu, una palabra que en la lengua de sus ancestros, los mapuches, quiere decir avanzamos con el sol.

Su base es el Raval barcelonés, lugar que la alimenta de experiencias, de gente, de historias y de vida. Ahí se formó hace dos años Amanantu, una banda que le da fuerza y alegría a las composiciones de Kathy. Una banda que con su música consigue fusionar el folclor latinoamericano, los sonidos de la rumba catalana y los de muchas otras músicas del mundo. Todos esos ritmos se insertan con suavidad y con emoción y consiguen un armonioso conjunto. En pocas palabras: su música es música del mundo. Una música que alegra y que relaja. Una música de contenido social y vivencial. Una música que viaja y se alimenta de todos y cada uno de sus recorridos. Una música que fluye; una música rica, llena de colores y de texturas.

amanantu2

Amanantu son, además de Kathy en el guitalele y charango; los chilenos Eduardo Igor (guitarra) y Taira González (piano y coros); Nacho Zick en las percusiones (cajón, bongó, platillos y coros) y Maria Elena Medina (bajo y coros), ambos de Venezuela, y Binod Katuwal, el integrante más reciente, que es de Nepal y toca el bansuri (flauta).

Se conocieron en Barcelona, en conciertos y a través de amigos comunes. Trabajan con Marcelo Ponce, que es su productor, y forman parte de su discográfica, Casa Machuca. Tienen un EP con 5 canciones y su primer álbum se llama “Por las calles del Raval”, con diez temas. Todos de Kathy.

Foto: Lola Zavala
Foto: Lola Zavala

Más tarde y frente a una taza de té hablamos con Kathy. Nos contó que el año pasado estuvo en México, como solista. Conoció ahí al cantante Lengua Alerta y lo acompañó en muchos conciertos. Kathy lleva a México en el corazón, luce orgullosa en su pecho, un hermoso collar huichol. Dice que le encanta la comida mexicana. Le gusta mucho Tepoztlán. De Chile extraña a la familia y la alegría de la gente. Aunque en España encuentra que la gente es parecida, pero sí que echa de menos el contacto cercano, el piel a piel, ese abrazo afectuoso y tan latinoamericano.

Barcelona, nos cuenta, le aporta multiculturalidad. Aquí tenemos la suerte de que es como el centro a donde llega gente de todas partes del mundo y eso, evidentemente, enriquece siempre. Cosa difícil de encontrar en algún otro país. Aunque últimamente las cosas para los músicos en esta ciudad se han complicado mucho, ya no los dejan tocar en la calle y muchas salas de conciertos han ido cerrando. Eso la hace pensar en quizá cambiar su sitio base. Tiene el sueño de vivir en Valparaíso, en Chile, y regresar a Barcelona cada verano.

Foto: Lola Zavala
Foto: Lola Zavala

Su primer videoclip fue grabado, evidentemente, en las calles del Raval.

Puedes enterarte de sus movimientos en su página de Facebook: Amanantu y escucharlos a través de Spotify y Soundcloud.

Deja un comentario

Deja un comentario