Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto I

por Ana Paula Sánchez Cardona

Cd. de México.- Las mujeres centroamericanas, madres de migrantes desaparecidos, que conforman la organización "Madres sin Fronteras", se sumarán a las decenas de personas que marcharán a Estados Unidos en la "Cruzada Abriendo Puertas a la Esperanza", convocada por el religioso y defensor de los derechos humanos de los migrantes, Alejandro Solalinde. Como lo hicieron en el 2012, cuando recorrieron 14 estados y 23 poblados mexicanos, llevarán las fotos de sus hijos, de sus seres queridos "y muchas expectativas", con el único objetivo de encontrar a sus familiares desaparecidos, según la alerta que en redes sociales fue dada a conocer este fin de semana. Las 50 personas se sumarán a las decenas que, entre migrantes, madres de indocumentados, víctimas de violencia y defensores de derechos humanos, acompañarán al padre en su recorrido, pues fueron las únicas que obtuvieron visa. M. E. González, El Mexicano, OEM. 27 de abril de 2013. Periódico de Cd. Juárez, Chihuahua, México.

Letanía

Desarmado. Ansioso.
Descosido.
Visito la ruina de todos aquellos valles de la tierra que narró la nueva era consumida por sus propias bestias.

Canto I

El regreso es tan sólo eso
volver a presenciar el fuego y la sangre el terror y el absurdo.

Tierra prometida vértigo de Colón
sigues escupiendo miedo y devorando lava.

Nada es suficiente para ti
has visto la promesa de la civilización
aquella ilusión que el viejo mundo proyectó en ti y por ti eres indomable
la dimensión de tu horizonte no tiene límite
nada vieron que pudieran haber concebido antes. Nada pudieron ofrecerte.

Tú no les has recompensado.

Tierra sangrienta devora a tus hijos degolla el suspiro dispara en el gesto desoye mis palabras.

Tierra olvida mi rostro.

Niégame el nombre
no permitas que llore ante tu nobleza salvaje no permitas que me incline
y ofrezca mi cabeza.

El ganador merece entregar su corazón tomar el palpitante órgano
regar con éste tu suelo y dar de beber a la hierba.

Inútil ritual
belleza para los ciegos
de nada ha valido la ofrenda.


Primera letanía y primer canto del poemario Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre de Ana Paula Sánchez-Cardona. 
El poemario mantiene un diálogo doloroso con los acontecimientos de la historia reciente en México. Expone un espacio en el que el desierto es la imagen precisa de la desolación, espacio que sirve de escenario para el éxodo de miles migrantes, la huida de la población civil y el silencio de las autoridades ante la impunidad de los asesinos. Dividido en 21 cantos y dos letanías, Desarmado es un poema que se pregunta sobre la sinrazón de la violencia extrema que vive día a día la sociedad mexicana.
Ilustrado con fotografías de Max Villanueva y la autora.

Ana Paula Sánchez Cardona. Doctora en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra, se ha especializado en literatura, viaje y fotografía. Este es su primer libro de poemas sobre la violencia contemporánea en México.

Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto II

Deja un comentario

Deja un comentario