Encuentro imaginario

Crónica del encuentro imaginario, o no, entre Antoni Gaudí y Josep María Subirachs por Lola Zavala Cada mañana, el bullicio lo despierta. El letrero que reza “Aquí descansan los restos de…” le da hasta risa. Menudo descanso eterno el mío, piensa. Cada mañana venga la marejada de turistas, flashes, alboroto y harto ruido. El estruendo de la obra -que avanza cada día imparable- lo halaga, pero el taconeo y el vocerío de los visitantes no lo deja pensar ni concentrarse. Miles de lenguas suenan a…