Memoria, Verdad, Justicia

Rodolfo Walsh
Rodolfo Walsh

por Victoria Columba

Una noche mi papá volvió de su exilio y me leyó la carta a la Junta Militar que Rodolfo Walsh escribió poco antes de desaparecer en manos de los militares, un documento impecable sobre lo que sucedía en la Argentina en ese momento. Mi padre me la leyó con voz bajita en la noche cerrada, yo temía por él porque había vuelto y sabía que corría peligro. Temblaba pero su mano grande en mi cara me daba seguridad al temblor que me salía del corazón. Veía sus ojos con lágrimas contenidas y su necesidad de que lo escuchara. Quería que acabara rápido o que no acabara nunca, prolongué ese momento en mi memoria muchos años… Aprendí a amar la valentía de Walsh y la de su hija que se llamaba igual que yo y que él decía “había muerto combatiendo a los militares”. Luego me dio esos besos hermosos que daba mi papá y desapareció en la noche. Meses después nos volvimos a ver con más frecuencia, habían pasado unos 3 años en los que nos veíamos de manera intermitente por su exilio.

Hoy agradezco ese momento en que me sentí HIJA de esos padres y madres y abuelas valientes.

Hoy a 40 años del golpe más sangriento en mi país me reafirmo en el deseo de MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA.

¡30.000 compañeros desaparecidos presentes ahora y siempre!

Walsh redactó este texto el 24 de marzo de 1977, a un año de instalada la Junta Militar. Por entonces, su hija Vicky, oficial montonera, se había suicidado junto a su pareja, cuando se encontraba acorralada tras un enfrentamiento con las fuerzas militares. Un día después de escrita la carta, mientras dejaba ejemplares de la misma en buzones de calle, fue encerrado por un grupo de tareas de la ESMA en las cercanías del cruce de las avenidas San Juan y Entre Ríos, barrio porteño de San Cristóbal. Walsh combatió y fue herido. Moriría en el campo de concentración, como asegurara al finalizar la carta, fiel al compromiso "de dar testimonio en momentos difíciles". Sus secuestradores y asesinos, entre ellos Alfredo Astiz y Jorge Acosta, fueron sentenciados a prisión perpetua por el Tribunal Oral Federal n° 5 en octubre de 2011, acusados por la privación ilegal de la libertad, tormentos, robo de bienes y homicidio.
La voz pertenece al actor argentino Alfredo Alcón.

Enlaces de interés

Hijos Barcelona, facebook Hijos Barcelona

El amor vence. Entrevista a Delia Giovanola

Todavía hay jóvenes que no conocen su verdadera identidad vos podés conocer a uno de ellos, vos podés ser uno de ellos.
Si naciste en Argentina entre 1975 y 1980, si dudás sobre tu identidad, ponte en contacto con:
http://www.abuelas.org.ar/
http://hijosbarcelona.wix.com/hijosbarcelona

Deja un comentario

Deja un comentario