La no muerte del Rey del Rock

Ilustración: Lola Zavala
Ilustración: Lola Zavala

por Lola Zavala

Este 16 de agosto se cumplen 40 años de la no muerte del Rey del Rock. Hay para todos los gustos: dicen que ese día un helicóptero del gobierno aterrizó en Graceland y se lo llevó; otros dicen que aquél gordo decadente, que subía con dificultades al escenario, no era él sino su hermano gemelo suplantando su identidad. Algunos dicen que en lugar del cadáver auténtico lo que había en el ataúd era un muñeco de cera, de cejas y manos sospechosas, y que el verdadero Elvis viajó a Buenos Aires mientras todo el mundo lloraba sobre aquel tieso y encerado impostor.

Muchos lo han visto en diferentes partes del mundo (incluso a la vez) y hasta lo han fotografiado. Es probable que alguno de los que celebra bodas en Las Vegas sea el auténtico.

Lo cierto es que Elvis sigue aquí moviendo frenética y sugerentemente sus caderas, cantando como solo él sabe hacerlo. Imborrable, inolvidable, y por siempre el único Rey.

¡Viva el Rey!

Elvis Calaca. Iyari Cartonería

Deja un comentario

Deja un comentario