Yo acuso al CIE de vulnerar los Derechos Humanos

Foto: Tono Carbajo / Fotomovimiento
Foto: Tono Carbajo / Fotomovimiento

“Yo acuso al CIE de vulnerar Derechos Humanos… Todas lo condenamos CULPABLE”

por Victoria Columba

El pasado 30 de enero, frente al CIE de la Zona Franca de Barcelona, diferentes organizaciones sociales y de Derechos Humanos que conforman la campaña “Tancarem Els CIEs” constituyeron un Jurado Popular bajo la consigna “Yo acuso al CIE…” reclamando su cierre definitivo. Este centro, que actualmente cumple 10 años de funcionamiento, se encuentra cerrado desde el pasado mes de noviembre y planifican su reapertura en marzo, cuando finalicen las obras de remodelación. Algunas de esas obras consistieron en la colocación de baños en las celdas, algo que nunca hubo desde su creación.

El Tribunal, moderado por la comprometida actríz Agnès Mateus, guió el juicio con preguntas al jurado constituido por un ex interno, actualmente portavoz del Sindicato Popular de vendedores ambulantes, Aziz Fayé, una periodista de La Directa, Gemma García, una representante de Comisión catalana de ayuda a los refugiados, Pascale Coissard, Aida Guillem del Instituto Catalán de Derechos Humanos y por el ICAB Josetxo Ordóñez, quienes atentamente escucharon los testimonios de algunos ex internos en estos centros de la vergüenza, en los que encierran a personas sin papeles como si fueran delincuentes.

Foto: Tono Carbajo / Fotomovimiento
Foto: Tono Carbajo / Fotomovimiento

Centenares de personas de distintos colectivos sociales, políticos y algunos funcionarios del Gobierno local, congregados en el medio día soleado del sábado, se conmovieron frente al testimonio de Lamine Sarr, quien narró con dolor los meses que vivió encerrado dentro del CIE, el mismo que ahora veía desde un escenario, y también contó cómo fue posible quedar en libertad: lo consiguió porque el vuelo de deportación a su país estaba completo. La suya fue una libertad condicionada, claramente, por no tener papeles.

También Inder y Rajú, ambos de la India, contaron cómo pasaron sus últimos 10 años entre CIEs y anteriormente en CETI. Hablaron de las redadas, de la persecución, de la falta de información sobre las acusaciones por las que entraban en estos lugares porque no disponían de intérpretes para apelar a una defensa de sus derechos. Hablaron sobre la falta de toda dignidad, de las torturas, de los castigos, de las celdas de aislamiento y también de las muertes sucedidas dentro de esos muros.

Foto: Pedro Mata / Fotomovimiento
Foto: Pedro Mata / Fotomovimiento

La Acusación Popular encarada por el abogado de DDHH, Andrés García Berrio, tras todas las preguntas y testimonios, los consideró prueba suficiente de vulneración de derechos y libertades. Ante esto solicitó no sólo el cierre definitivo del CIE de Barcelona como edificio, sino como ejemplo para otras regiones del Estado, en las que la lucha por su eliminación es la misma. Apeló al fin de las redadas racistas, de las deportaciones en los vuelos de la vergüenza que lleva a cabo el Gobierno español con la ayuda interesada de Air Europa, que se lucra con casi 12 millones de euros anuales por esta tarea.

Exigió el fin de los crímenes de Estado perpetrados en la Frontera Sur de Melilla y recordó que el 6 de febrero se cumplirán 2 años de las 15 muertes en la playa de Tarajal a manos de la Guardia Civil y las deportaciones efectuadas en caliente y cuya causa se encuentra archivada. También exigió que el Mediterráneo deje de ser una fosa común: más de 30.000 migrantes han muerto en sus aguas en los últimos años porque la UE no favorece pasos seguros.

La Acusación Popular pidió un replanteo de las dinámicas racistas, esas que la Justicia aplica cada día, para establecer sentencias condenatorias a los inmigrantes. Y que los partidos políticos establezcan como una prioridad darle un tratamiento urgente en la constitución del nuevo gobierno, así como darle fin a esta ley de extranjería que deja fuera todos los derechos humanos existentes y que son soberanos ante las leyes locales. Ofreció como solución una desobediencia civil a las leyes de Extranjería impuestas por el racismo institucional.

Y finalmente con muchos carteles en alto con las diferentes consignas de “Yo acuso”, se declaró culpable al CIE por sus múltiples vulneraciones a los Derechos Humanos. Y entre todas las personas asistentes lo condenamos a su cierre definitivo.

Foto: Antoni Litov / Fotomovimiento
Foto: Antonio Litov / Fotomovimiento

Los carteles con las acusaciones se convirtieron en aviones de papel que intentaron atravesar los muros de la vergüenza del CIE de la Zona Franca. Despertando la alegría de las presentes, atenuando la angustia contenida a lo largo del juicio popular y sus trágicos relatos, y acabando en música y baile. Celebrando la vida, transformando el dolor en esperanza.

Foto: Pedro Mata / Fotomovimiento
Foto: Pedro Mata / Fotomovimiento

Antes de finalizar el acto, que había sido oficialmente convocado y de carácter absolutamente pacífico, los Mossos de Esquadra a cargo de la vigilancia del edificio, dependiente de la Delegación del Gobierno Central, aplicaron la Ley Mordaza -por no identificarse-, al abogado Andrés García Berrio, uno de los organizadores del acto, quien además oficiaba de mediador en ese momento, asistiendo a un compañero fotoperiodista que había sufrido un desvanecimiento. Por ello se presentará la queja correspondiente desde el Centro de defensa de los DDHH Irídia.

Foto: Pedro Mata / Fotomovimiento
Foto: Pedro Mata / Fotomovimiento

Texto: Victoria Columba.
Fotos: Antoni Litov, Tono Carbajo y Pedro Mata.
‪#‎CIEsNuncaMás‬
‪#‎LeyMordazaNo‬

Deja un comentario

One thought on “Yo acuso al CIE de vulnerar los Derechos Humanos”

Deja un comentario