Lucky man

por Lola Zavala fotos: Rodrigo Vázquez La tarde en Barcelona lucía clara y radiante. Era febrero y el fuerte viento nos alborotaba a todos el pelo. A Héctor, además, sus sombreros. Lo vi caminar hacia mí, con su enorme guitarrón, tratando de controlarlos. Así conocí a Héctor Sánchez Campero. A Héctor el estudiante de arquitectura, el geógrafo, el maestro, el músico, el viajero, el hijo, el hermano, el dibujante de tepalcates, el compositor, el ganador de premios, el amante de los sonidos tradicionales, el folklorista,…