Quién lo diría

por Sorayda Peguero Isaac publicado en El Espectador A simple vista parecía una indigente. Una ancianita decrépita y malhumorada. Se sentaba en un banco del Rogers Beach Park –un vecindario de Chicago–, con la mirada fija en el Lago Michigan. Siempre estaba sola. Usaba un sombrero de fieltro, un gran sombrero de ala ancha. Nadie sabía quién era, ni de dónde venía. Según uno de sus vecinos, la mayoría de la gente no le daba ni la hora. A veces hurgaba en los contenedores de basura.…