Presentación del libro: Geografía de mi cuerpo de Ana G. Aupi

Geografía de mi cuerpo, un libro de poesía de resistencia (Guatemala-Barcelona), de Ana G. Aupi

Editado por Veusambveu: Un grito que te quiebra el alma pero a la vez te abraza y reconstruye con palabras sinceras llenas de ternura

Sábado 23 de septiembre, 19:00
Librería Veusambveu
c/ Picalquers, 2, Barcelona

Con la presencia de la autora, Ana G. Aupi, y Las Amigas de Yoli.

La vergüenza es vuestra
Hoy que es luna llena
Tengo mucho que contaros sobre la venganza
Sobre quien coge lo que no es suyo ni de nadie
Y se sacia a mesa llena de la infancia que teníamos
Sobre quien se hizo dueño de nuestro cuerpo
Una vez tras otra
y nos tiene buscándolo entre las dudas 
de que nos gustó 
y que no
Confundiendo nuestro deseo en un territorio ocupado
Habéis tomado tanto espacio 
Que nos cuesta descifrar hasta donde llego vuestra avaricia
Y hasta donde nuestra pequeña niña
Quedo arrinconada ante vuestro relato
Nos habéis manoseado tanto 
que tenemos impulsos suicidas
no sabemos si nos gusta que nos traten mal
o solo nos hemos acostumbrado a ello
Y de pronto
Una noche cualquiera
nos acordamos de algún episodio nuevo
donde es vuestro asqueroso relato el queda desnudo
y nos damos cuenta que jugasteis con nuestro cuerpo 
como si no fuera de nadie
con nuestras manos que hacen la vida
y con la delicada dulzura de esos años de escuela
No fuiste tú aquella noche el que lo cambio todo
no tienes ese merito
tienes otros igual de asquerosos
Fuisteis todos los usasteis mi cuerpa
para amoldarme a vuestros deseos
y volver los mandatos en carne 
y muerte en vida
Hoy
tengo mucho que contaros sobre la venganza
porque me late dentro el coraje de un territorio saqueado
arrasasteis con todo
con las pequeñas cosas que nos daban alegría
y ahora que
no quedo bosque donde buscar sombra
el incendio de vuestras manos asesinas
arrancaron la poca identidad que nuestro territorio tenia
y ahora hay un mar de dudas
que nos quitan el sueño a nosotras
y que nos hacen pelearnos por esa pequeña sombra 
de ese árbol viejo que no pudisteis arrancar
Y nos hayamos clandestinas
desnudas en ante un dios universal
inventado por vosotros
supuestas culpables del deseo que provocamos
¡puta manzana podrida que estaba en el suelo!
Cualquier excusa ha sido buena para vuestra hambre insaciable
de ese edén en que nacimos
Si
quizá os enseñaron la guerra,
y os hicieron el llamado de ocupar tierra ajena
pero nosotras ya nacidas 
nos explicaron que no teníamos tierra
que este pedazo de piel
su máxima aspiración era ser invadido
Os habéis equivocado
habemos algunas que nos hemos puesto de acuerdo
nos hemos mirado entre nosotras
y nos hemos reconocido dueñas de la tierra también
de esta única que nos queda entre las manos y la piel
Así que cuidadito
que somos un ejército provisto de memoria
que no daremos más pasos atrás 
ante humo que habéis encendido
que no hay incendio posible
más que el de la memoria de las que no sobrevivieron
estamos en pie todas
con la espada desenvainada
y la culata cargada de rabia
Hay mucho que podemos contaros sobre la venganza
Pero esta noche no amanecerá con sed
Porque esta noche no hay que nos señale
Entre nosotras vamos a gritaros que la culpa es vuestra
Que la vergüenza es tuya
Vamos a deciros 
Hoy que es luna llena
Que aquí nadie es imprescindible para la vida
más que nuestros úteros
Que no se vale sentarse así
Ni caminar así
Ni hablar así
Ni si quiera reírse así
Dejarnos espacio
Quitaros del medio
Que estamos organizando la sangre derramada 
para que vuelva al cuerpo
Que tenemos las manos y la piel expuestas 
Y a la cara
Vamos a cantaros al unísono
La última nana que nos dejasteis oír 
con las asquerosa avaricia
que sacia lo poco gente que sois 
Hoy que es luna llena, 
Tenemos mucho que contaros
Sobre la venganza
Y el que no entienda que se vaya
Que se quite del medio
“Que no estorbe” (Luís Carlos Pineda)
Que estamos intentando caminar
Con historia ultrajada que nos palpita por adentro
Callaros anda callaros 
Que la vergüenza es vuestra

Ana G. Aupi

___________________________________

Razón de vivir, Las amigas de Yoli

 

Deja un comentario