Taller intensivo de Son Jarocho estilo Tuxteco con los Baxin

La Asociación Cultural Ollin Kaos invita a participar en el Taller intensivo de Son Jarocho estilo Tuxteco, que impartirá la familia Baxin

Sábado 10 de junio, de 15 a 18 hrs.
Domingo 11 de junio, de 11 a 14 hrs.
Asociación Cultural Ollin Kaos
Mateu, 11, bajos, Barcelona
Colaboración sugerida: 60 euros
Si reservas antes del 10 de junio, 50 euros.
Reservas: en el evento de facebooken la web de Ollin Kaosal correo susanaisunza@ollinkaos.org, o al teléfono: 617783277

En este taller aprenderás cómo se lleva a cabo un fandago al estilo tuxteco. El taller ofrece la posibilidad de conocer, aprender y disfrutar del zapateado, de la versada, del toque de jarana, guitarra de son o leona; conocerás las afinaciones usadas antiguamente y los diversos elementos e historias que suceden alrededor de un fandango. Arcadio Baxin y su familia poseen un legado invaluable en cuanto a las afinaciones de refiere.

De la población de El Nopal de abajo, en el municipio de San Andrés Tuxtla, donde se trabaja el campo para el consumo propio y se realizan faenas para beneficio de la comunidad, la familia Baxin-Cagal es reconocida por su importante cultivo de la tradición de sus padres y abuelos. Arcadio, el patriarca, junto a su esposa, hijos y nueras, han enfrentado con sabiduría la fatalidad de los nuevos tiempos, y como medio de resistencia utilizan la música de son. Es menester decir que, sin la participación activa y desinteresada de esta familia, no sólo el resurgimiento y éxodo del son jarocho hubiera tomado un rumbo distinto, acotado; también la supervivencia dentro de las comunidades sanandrescanas habría estado en serio riesgo.

Arcadio cuenta cómo aprendió, junto a su hermano Félix, de su padre Domingo, tocando en velorios y acarreos de imágenes religiosas, en huapangos para festejar la unión de una nueva pareja o en funerales, para acompañar el duelo de los allegados del difunto. Su aprendizaje fue estricto; soportó antiguas costumbres, donde se paraba la música a quien la turbara; músicos cambiando el tono de los instrumentos para no permitir la fácil inclusión de los nuevos; largas jornadas de caminata para llegar a cumplir un compromiso o la reprenda de sus maestros por situaciones a veces incomprensibles. Por ello, al enseñar a las nuevas generaciones, el método ha cambiado, sin dejar de lado la importancia de la precisión, el conocimiento del repertorio y el respeto al instrumento, a la tarima y sus bailadores, a los compañeros músicos y a la casa donde se está.

No es de sorprender que un gran número de aprendices foráneos busquen el paradero de esta familia para adquirir no sólo el conocimiento para tocar la jarana, a cantar, versar o zapatear.

Texto: Josué Maceda Vite

La familia Baxin (Veracruz, México) en Barcelona

Deja un comentario