24/07/2024

Maurice Tillet. El ángel francés

Dorian Leigh y Maurice Tillet. Foto: Irving Penn, 1945
Dorian Leigh y Maurice Tillet. Foto: Irving Penn, 1945

por Lola Zavala
En memoria del fotógrafo Irving Penn, (16/06/1917 -7 /10/2009)

El llamado ángel francés, Maurice Tillet, fue un hombre tranquilo, amoroso, culto y muy inteligente. Nació en Francia en 1903 y su vida, durante los primeros 15 años, transcurrió de manera tranquila y normal hasta que desgraciadamente su cuerpo desarrolló acromegalia, una enfermedad que se caracteriza por el continuo crecimiento de los huesos -sobre todo los del cráneo-.

Así pues, su cabeza creció continuamente y con ella también su quijada. Su torso se tornó demasiado ancho y desproporcionado. Los que habían sido sus amigos se burlaron de su aspecto y lo rechazaron. Por eso Maurice y sus grandes huesos se marcharon de su ciudad natal para probar suerte en Estados Unidos.

Su enorme torso era tan fuerte como el de un toro, así que comenzó a ganarse la vida como luchador profesional, dejando de lado su anhelado sueño de convertirse en actor. Rápidamente se convirtió en un luchador muy popular y llegó a ser líder de taquilla a principios de los años 40. Su movimiento más famoso era el llamado “Abrazo de oso”. Se proclamó campeón mundial de los pesos pesados, en Boston, al derrotar a Steve “Crusher” Casey en 1944.

Era un hombre muy noble e inteligente que gustaba de la poesía. Se dice además que llegó a hablar alrededor de 14 idiomas y que fue un apasionado del ajedrez. Tras ganar el campeonato mundial Maurice se retiró de la lucha y vivió el resto de sus días prácticamente recluido llevando una vida tan discreta como dolorosa. Tuvo pocos amigos, aunque fieles. Con uno de ellos solía pasar intensas y largas veladas jugando al ajedrez.

En 1946 el fotógrafo Irving Penn le tomó una serie de fotografías en las que aparece un dulce Maurice junto a la modelo Dorian Leigh.

Dorian Leigh y Maurice Tillet. Foto: Irving Penn, 1945
Dorian Leigh y Maurice Tillet. Foto: Irving Penn, 1945

Maurice murió en 1954 a los 51 años debido a complicaciones cardíacas. Poco antes de que muriera un amigo le pidió hacer un molde de su cabeza y a partir de él se realizaron 3 bustos que aún se conservan: dos en salones de la Fama de la Halterofilia y otro en el Museo Anatómico de Warren.

Se dice por ahí que Dreamworks se basó en él para darle forma a Shreck. Maurice cuadraba totalmente con el personaje que buscaban: un hombre de cuerpo desproporcionado, solitario pero sensible, amigable y de cálida sonrisa.

El tan anhelado sueño se cumplió: Maurice, aquél tranquilo ángel francés, luchador profesional y apasionado del ajedrez ahora es, además, un entrañable actor.


Te puede interesar:

En memoria del fotógrafo Irving Penn

By Raices

Related Post

Un comentario sobre «Maurice Tillet. El ángel francés»

Deja un comentario

  • En Agenda

  • Eventos recomendados

  • Estamos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

  • Bordando por la paz de México en Barcelona
  • Páginas recomendadas

  • Museo virtual de Máscaras tradicionales mexicanas

  • iyari cartonería

  • Asociación Cultural

  • Boreal, ilustrando la actualidad

  • Fotomovimiento

  • Mézclate conmigo

  • Lo más visitado

    Llorar a lágrima viva por Oliverio Girondo
    RECORDAR: Del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón
    Jairo Aníbal Niño
    Recordando a Benedetti en poemas y cuentos cortos
    Carlos Montfort, un músico de los de adelante
    Maurice Tillet. El ángel francés
    La lucha Libre mexicana
    Mujeres infrarrealistas, la otra cara de "Los detectives salvajes"
    Permiso. Propio.
    La magia de Gabo en cinco cuentos cortos