Chichicuilota

Ilustración: Lola Zavala

por Lola Zavala

Francisco I. Madero, siendo presidente de México, ofreció a Emiliano Zapata una hacienda en el estado de Morelos «como pago a sus servicios a la Revolución». Zapata, con gesto amenazador y golpeando su carabina 30-30 sobre el escritorio, le respondió:

– No, señor Madero. Yo no me levanté en armas para conquistar tierras y haciendas. Yo me levanté en armas para que al pueblo de Morelos le sea devuelto lo que le fue robado. Entonces pues, señor Madero, o nos cumple usted, a mí y al estado de Morelos lo que nos prometió, o a usted y a mí nos lleva la chichicuilota.

¡Viva Zapata! ¡La lucha sigue!

(Emiliano Zapata 8 de agosto de 1879 | 10 de abril de 1919)

Deja un comentario

Deja un comentario