Día Mundial de los Océanos

Los cenotes son espectaculares sistemas de agua subterránea que los Mayas consideraban sagrados, y a la vez una entrada al inframundo. En este pequeño lago, hay una zona cubierta por una hermosa planta de agua que es verde en la superficie, pero rosada cuando se observa desde abajo. Foto del primer finalista en la categoría paisajes marinos subacuáticos – Concurso de fotografía del Día Mundial de los océanos 2017 /Pietro Cremone.

“Digamos que no tiene comienzo el mar,
empieza donde lo hallas por vez primera
y te sale al encuentro por todas partes.”
José Emilio Pacheco

El 8 de junio fue declarado por las Naciones Unidas, desde el año 2009, como el Día Mundial de los Océanos

Los océanos ayudan a regular el clima y el tiempo y proporcionan oxígeno y alimentos, así como otros efectos beneficiosos para el medio ambiente y para la sociedad y la economía en general.

Los océanos actúan como pulmones del planeta. Proporcionan la mayor parte del oxígeno que respiramos. También son fuente de alimento y medicinas y parte fundamental de la biosfera. La «economía azul» del océano es eje central de nuestras vidas: los productos del mar son la principal fuente de proteínas para al menos una de cada cuatro personas en el mundo.

Foto: Jack McKee Youth 1st finalist

Por todo ello, compartimos el mensaje de este año del Secretario General de las Naciones Unidas:

Los océanos hacen que este planeta azul en el que vivimos sea único en el sistema solar, y no solo por su apariencia. Los océanos ayudan a regular el clima mundial y son la principal fuente del agua que sustenta todas las formas de vida en la Tierra, de los arrecifes de coral a las montañas de cumbres nevadas, de las selvas tropicales a los ríos caudalosos e incluso a los desiertos. No obstante, el cambio climático, la contaminación y el uso insostenible de los océanos amenazan los servicios esenciales que estos brindan.

En este Día Mundial de los Océanos queremos resaltar el problema de la contaminación por plástico. El 80% de la contaminación de los mares se origina en tierra, y esto incluye unos 8 millones de toneladas de desechos de plástico por año. Los desechos de plástico obstruyen las vías fluviales, perjudican a las comunidades que dependen de la pesca y el turismo, matan a tortugas y aves, ballenas y delfines, y llegan a las zonas más alejadas del planeta y a todos los eslabones de la cadena alimentaria de la que dependemos en última instancia. A menos que invirtamos la tendencia, dentro de poco podría haber más desechos de plástico que peces en los océanos.

Debemos esforzarnos, cada quien por su parte, pero también en conjunto, para prevenir esta tragedia, que es totalmente prevenible, y reducir significativamente la contaminación marina de todo tipo, en particular por plástico. El cambio empieza por cada cual, y vale más que mil palabras. Las Naciones Unidas pretenden predicar con el ejemplo, y más de 30 de nuestros organismos ya están trabajando para acabar con el uso de productos de plástico desechables.

Aun así, cada cual tiene que hacer lo suyo. Tú puedes cambiar las cosas, hoy y todos los días, con gestos sencillos, como salir con tu propia botella de agua, taza de café o bolsa de la compra, reciclar los productos de plástico que compras, no comprar productos que contengan microplásticos y ofrecerte de voluntario para limpiar tu comunidad.

Si cada cual pone su granito de arena, podemos lograr muchísimo. En este Día Mundial de los Océanos, insto a los Gobiernos, a las comunidades y a cada uno de ustedes por igual a celebrar nuestros océanos ayudando a descontaminarlos y a mantenerlos vivos para las generaciones venideras.
Vida submarina, segundo premio, foto Geo Cloete
Foto: Francis Pérez / Caretta Caretta, Trapped Nature, first prize singles World Press Photo
(para ver este video subtitulado pica en configuración y selecciona el subtítulo de tu preferencia)

Deja un comentario

Deja un comentario