Balada para una niña citadina

Ilustración: Lola Zavala
Ilustración: Lola Zavala

a Nadia Dominique,
la mujer…
que soy

Mirtha Luz Pérez Robledo
(Comitán, Chiapas, México)

Se están volviendo secos los ojos de la madre
Que se consume como una lámpara olvidada

Una piel transparente se le escapa
Para bordar en sus cabellos el llanto de la muerte

No te vayas de mí     niña de azúcar
A deshacerte entre la piel del llanto
No te vayas de mí     pájara libre
Hacia el páramo frío de la ausencia

Entre tus venas danza mi silencio
Y  hay un sonido mío en tus palabras

No te vayas de mí     niña de azúcar
A plantar margaritas en tus huesos

No me dejes sin tus ojos
Ciega
No me dejes sin tu voz
Silente
No me dejes sin tu luz
A oscuras
No me dejes sin tu piel
Desnuda
No me dejes sin ti
Niña de azúcar


Mirtha Luz Pérez Robledo, poeta y maestra de Comitán, Chiapas, México, escribió este poema dedicado a su hija Nadia Vera.

Nadia fue brutalmente asesinada el 31 de julio, en México D.F., junto a otras tres mujeres: Yesenia Quiroz Alfaro, Mile Virginia Martín y Olivia Alejandra Negrete, y el foto periodista Rubén Espinosa Becerril. 

Rubén y Nadia habían señalado previamente las constantes amenazas y abusos de parte del gobierno de Veracruz, haciéndolo responsable de lo que pudiera sucederles. 

Rubén se había refugiado en el Distrito Federal, tratando de salvar su vida. 

“No quiero que exista un número 13 y 14. Es triste pensar en Veracruz, no hay palabras para decir lo mal que está ese estado, ese gobierno, la prensa, y lo bien que está la corrupción. La muerte escogió a Veracruz, la muerte decidió vivir ahí”, dijo Rubén, en una de sus últimas entrevistas.

Nadia era activista del movimiento #YoSoy132 de Veracruz y gestora cultural. 

Desde Raíces al aire repudiamos los hechos y exigimos justicia para las cinco personas asesinadas, nos solidarizamos con sus familiares, con sus amigos, con los periodistas, con los activistas, con todas y todos, porque no podemos quedarnos callados, ciegos y sordos. No podemos vivir en la oscuridad. 

¡Basta ya de impunidad!
#‎Justiciaparalxs5‬

A Nadia
A Rubén 
A Yesenia
A Mile Virginia
A Alejandra 
A tantos.

Desde el corazón y la rabia. Desde la tristeza y el horror. Desde el dolor por nuestro país cada vez más mutilado. Por la gente que lucha. Por esos ojos y oídos, que son también los nuestros. Por sus voces, ahora en forzado silencio. Por todos y todas. 

Porque lo que sucede en México nos incumbe a todas las personas del mundo. 

Es esta la tierra que todos habitamos. 
Plataforma en Change.org para exigir justicia.

Somos Rubén. Ilustración: Lola Zavala
Somos Rubén. Ilustración: Lola Zavala

Deja un comentario

One thought on “Balada para una niña citadina”

Deja un comentario