Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto II

Foto: Ana Paula Sánchez Cardona

por Ana Paula Sánchez Cardona

Canto II

Hoy recorro el camino de vuelta.

Tierra ¿me has olvidado?

Como polvo y respiro ese vaho incendiario.

Se introduce en mi pecho quema
cómo quema maldito aire maldito polvo.

Dime ¿qué es lo que hago aquí? Mis pies se hunden en tu desierto
¿Acaso la sangre no bastó?

No respondas. Déjame admirar tu grandeza. Heme aquí delante de la visión más desoladora de frente y dubitativo.
Tengo la fuerza de la pregunta sin respuesta la entereza del inocente.

Sé que te debo algo que no pienso pagarte.

Heme aquí dispuesto a despreciarte

a luchar por la identidad que te empeñas en borrar.

No valen más los pretextos

leves susurros balbucean inteligibles mensajes.

Soy tu hijo.

No el mensajero. Soy el vengador.


Segundo canto del poemario Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre de Ana Paula Sánchez-Cardona.  El poemario mantiene un diálogo doloroso con los acontecimientos de la historia reciente en México. Expone un espacio en el que el desierto es la imagen precisa de la desolación, espacio que sirve de escenario para el éxodo de miles migrantes, la huida de la población civil y el silencio de las autoridades ante la impunidad de los asesinos. Dividido en 21 cantos y dos letanías, Desarmado es un poema que se pregunta sobre la sinrazón de la violencia extrema que vive día a día la sociedad mexicana. Ilustrado con fotografías de Max Villanueva y la autora. 

Ana Paula Sánchez Cardona. Doctora en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra, se ha especializado en literatura, viaje y fotografía. Este es su primer libro de poemas sobre la violencia contemporánea en México.

Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto I

Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre.  Canto III

Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto IV

Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto V

Deja un comentario

One thought on “Desarmado. Elegía para una tierra sin nombre. Canto II”

Deja un comentario