24/07/2024

Todas son nuestras hijas, todas son nuestras muertas

Foto: Abril Deirdre
Foto: Abril Deirdre

Furia mexicana

Fotos: Abril Deirdre

El pasado 31 de octubre de 2022, un año más, la Colectiva Furia Mexicana convocó en Barcelona a la Marcha del Silencio y Altar vivo, en memoria de todas víctimas de feminicidio.

Lucha Castro, activista, abogada y defensora de derechos humanos, acompañó la marcha en la que recordamos a todas nuestras hermanas.

Foto: Abril Deirdre

Hermanas, no pudimos evitar su muerte. Nuevamente la madre tierra abrió sus brazos para recibir sus cuerpos adoloridos. Están ausentes, pero presentes en nuestro dolor e indignación; caminarán con nosotras exigiendo verdad y justicia.

Ni una más: nos queremos vivas.

“Todas son nuestras hijas, todas son nuestras muertas”. Marisela Escobedo.

Foto: Abril Deirdre
Foto: Abril Deirdre

Manifiesto 31 de Octubre de 2022

Un año más estamos aquí, en el corazón de Barcelona haciendo este acto más que simbólico, necesario en cualquier geografía que quiera una sociedad que alimente una vida libre de violencias machistas.

Según cifras oficiales de enero a septiembre de este año, en México hay 711 casos de feminicidio y 11 mujeres al día son asesinadas, cada día somos amenazadas, violadas y violentadas y las autoridades correspondientes siguen sin actuar en consecuencia.

En España, según la plataforma Feminicidio.net, se han registrado 71 actos feminicidas hasta el 23 de octubre.

Como colectiva de migrantes mexicanas, hacemos eco por las víctimas de feminicidio, por sus familias, porque “todas son nuestras hijas, todas son nuestras muertas”.

Foto: Abril Deirdre

Cabe recordar que el acto feminicida es la punta del iceberg en esta cultura patriarcal.

Este año también nos unimos al grito de dolor de nuestras hermanas de Irán que luchan con su vida para abrir una brecha de libertad a otras mujeres. No olvidamos a nuestras hermanas ucranianas víctimas de esta guerra con intereses capitalistas y mediáticos, el cuerpo de las mujeres es el primer botín de guerra y visto como territorio de conquista. ¡Basta ya!

En el mundo entero las mujeres seguimos siendo ciudadanas de segunda, sin sumar las múltiples barreras que para las migrantes representa un techo más de cristal.

Foto: Abril Deirdre
Foto: Abril Deirdre

Compartimos las palabras de nuestra compañera mexicana Alma Gómez, que escribió a su sobrina víctima de feminicidio en 2013 Berenice Miranda:

“Las queremos vivas

Para escribir poesía, música e historias

Para conquistar el cosmos, las profundidades del mar y la cima de las montañas

Para usar los espacios públicos para el arte, la cultura la construcción de ciudadanía

Para ocuparlo bancos escolares, las curules, las sillas presidenciales y ejecutivas de las empresas

Las queremos Vivas

Para decirles a los niños, a los jóvenes y los adultos que somos iguales en derechos y dignidad

Que queremos transitar en la vida con ellos sin violencia, con amor y respeto

Que somos dueñas de nuestros cuerpos y desiciones

Las queremos vivas

Para tejer sueños y esperanzas

Para cuidar la tierra, el agua, el cielo

Para construir un mundo con oportunidades para todas y todos”.

Foto: Abril Deirdre

Para finalizar el acto cantamos “Nos queremos vivas” de Vivir Quintana.

Foto: Abril Deirdre

By Raices

Related Post

Deja un comentario

  • En Agenda

  • Eventos recomendados

  • Estamos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

  • Bordando por la paz de México en Barcelona
  • Páginas recomendadas

  • Museo virtual de Máscaras tradicionales mexicanas

  • iyari cartonería

  • Asociación Cultural

  • Boreal, ilustrando la actualidad

  • Fotomovimiento

  • Mézclate conmigo

  • Lo más visitado

    Llorar a lágrima viva por Oliverio Girondo
    RECORDAR: Del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón
    Jairo Aníbal Niño
    Recordando a Benedetti en poemas y cuentos cortos
    Carlos Montfort, un músico de los de adelante
    Maurice Tillet. El ángel francés
    La lucha Libre mexicana
    Mujeres infrarrealistas, la otra cara de "Los detectives salvajes"
    Permiso. Propio.
    La magia de Gabo en cinco cuentos cortos