19/05/2024

Panchitos

Por Raices Ago30,2015
Ilustración: Augusto Metztli
Ilustración: Augusto Metztli
Ilustración: Augusto Metztli

por Augusto Metztli
publicado originalmente en Boreal

Los “Panchitos” no son una deliciosa golosina endulzada con azúcar morena de caña. No tienen esencia de vainilla, ni aroma a piña. No son del color de la papaya, ni son como el exótico mango. Tampoco saben a guayaba ni son del color de la flor de pascua. Mucho menos refrescan como el agua de flor de jamaica, ni tienen ese sabor indescriptible del tamarindo. No saben a chocolate ni tienen la textura del chicle.

Los “Panchitos” tampoco son entremeses de habas fritas (frijoles), ni un derivado de la patata (la papa, ese tubérculo que salvó a Europa del hambre). No son frituras de maíz, no saben a tomate (jitomate) ni tampoco son picantes porque no tienen chile ni pimientos.

“Panchitos” es la manera peyorativa que usan aquí en España para referirse a los latinoamericanos, sobre todo si son morenos o tienen rasgos indígenas, a la que podemos añadir otras como “Oigan´s” y “Sudacas”.

Por eso los “Panchitos” no vienen en conserva, ni empaquetados, solo vienen…En avión.

Augusto Metztli (un panchito)


Augusto Metztli. Pintor e ilustrador mexicano que vive en Galicia. Cree que una ilustración “es” por todo lo demás que no ves en ella. Dirige el proyecto editorial www.tazalunarbooks.com y desde el verano pasado colabora en el proyecto de actualidad ilustrada www.boreal.com.es

By Raices

Related Post

Un comentario sobre «Panchitos»
  1. Panchito = cacahuete tostado.
    Conguito = cacahuete cubierto de chocolate negro o chocolate con leche.
    Güerito = cacahuete cubierto con chocolate blanco.
    Además de todas las acepciones que usted menciana.

    La Hispanidad no es racista, es una cultura donde el color de la piel no importa.

    Panchito, Congito y Güerito son una forma familiar y cariñosa de referirse al tono de piel, tostado, negro o blanco. Tampoco hay ningún problema con llamar a nadie mestizo, negro o blanco, porque eso en la Hispanidad no dice nada de la persona y aún menos algo peyorativo. Al mismo matrimonio pueden salirle hijos de todos esos colores. De hecho, el canon de belleza en la Hispanidad era tostadito, con color de pelo y ojos castaños, el color demasiado blanco o negro no se consideraba el más atractivo.

    Todo esto era así hasta que los anglosajones, inventores del racismo, se dedicaron a destruir la hispanidad con la Leyenda Negra inventada y metiéndonos a los Borbones que se han dedicado a analfabetizar y enfrentar a la población y vender todo nuestro territorio.

    Si a usted le dicen Panchito como un insulto, llámele usted Güerito o Conguito al que se lo diga. Ya ve usted que tontería.
    Lo que usted no debe olvidar es que la Hispanidad es una cultura que está siendo atacada, desde dentro y desde fuera, y actualmente en resistencia, que es su propia cultura y que todos estos ataques le deben incentivar para defenderla con más fuerza.
    La Hispanidad debe permanecer unida y todos los hispánicos tenemos la tarea de defenderla. No se dejen manipular como niños en un patio de colegio.

    Recuerde que no solo han fabricado increpadores patrios que le increpan a usted por tener la piel tostada, también a los que la tenemos blanca y a los que la tienen negra. Cualquiera que defienda la Hispanidad es atacado y ustedes, los hispanoamericanos, más que nadie porque ya solo su mestizaje es símbolo de la Hispanidad y contraría la Leyenda Negra.

    Usted tiene dos opciones, seguir quejándose toda su vida o sentirse orgulloso de su cultura hispánica y empezar a poner en su sitio a esos zombis prefabricados que le intentan acomplejar.

Deja un comentario

  • En Agenda

  • Eventos recomendados

  • Estamos en Facebook

  • Síguenos en Twitter

  • Bordando por la paz de México en Barcelona
  • Páginas recomendadas

  • Museo virtual de Máscaras tradicionales mexicanas

  • iyari cartonería

  • Asociación Cultural

  • Boreal, ilustrando la actualidad

  • Fotomovimiento

  • Mézclate conmigo

  • Lo más visitado

    Lucky man
    Recordando a Benedetti en poemas y cuentos cortos
    Compartir la vida
    Cineclub de barrio: Compañeras de tarima y De la Costa pal mundo entero
    Taller de nixtamalización: El regalo de Mesoamérica para el mundo
    La bolita mágica de Ladislao Biro
    Permiso. Propio.
    Vino la bola y me fui con ella
    Amorismos
    Llorar a lágrima viva por Oliverio Girondo